“Somos amos de las palabras no dichas, pero esclavos de las que se nos escapan”